Cesta de la compra

Servicio

Más tarde o más temprano, todo reloj mecánico necesita un servicio de mantenimiento, ya que un reloj mecánico es una complicada máquina de alto rendimiento. Independientemente de la actividad del portador, un reloj de pulsera sufre a diario entre 5.000 y 40.000 sacudidas a diferentes temperaturas. Condiciones extremas, ¿verdad?

Por ellos los relojes UHR tienen que pasar por el servicio de mantenimiento pasados seis años, para hacer una revisión. Par llevar a cabo una revisión se desmonta el mecanismo, se limpia con productos químicos y después de remontarlo, se vuelve a engrasar. Evidentemente, las piezas dañadas o gastadas las cambia el relojero durante la revisión. Para cerrar el reloj, se cambian todas las juntas y el reloj se somete a una prueba de presión. Una vez aprobado el control final, le enviaremos el reloj con una garantía funcional de dos años.

Y de esta manera estamos pensando ya en sus hijos y sus nietos. Durante los próximos 20 años tenemos suficientes piezas de recambio para todos los relojes UHR. En el fondo, demasiado pocas, considerando nuestra calidad, pero más de los que garantizan el 99 por ciento de los fabricantes de relojes.

Relojes UHR; no son sólo para una generación.

 

Atrás